Rectoría

El San Fernando College es fundado el año 1984 por un grupo de miembros de la R.L. Colchagua Nº 28 con el objetivo de brindar una educación laica, humanista y masónica.
 
La historia que corona estos primeros 33 años de vida ha sido de ardua labor operativa. Desde los primeros 44 estudiantes y 4 funcionarios que son la piedra bruta que da origen al proyecto Educativo del San Fernando College hasta las 1600 personas que somos parte hoy del establecimiento.
 
Desde el año 1999, 46 cursos han egresado de sus aulas, en ellas el maestro ha sembrado la semilla del amor por el conocimiento, aquel que no tan solo es hijo del estudio o de la rigurosidad sino también del cáliz amargo de los contratiempos y de los problemas cotidianos, sepan ustedes que nunca os conoceréis a vosotros mismos o la fuerza de vuestros espíritus hasta que los hayáis probado en la adversidad.
 
Alumnos del San Fernando College la vida los enfrentar a constantes cambios personales y del medio que los rodea, mediante el ensayo y el error deberían propiciar una nueva y libre personalidad, para así andar el basto camino que se abre ante sus pasos. Este es más bien un llamado a la perseverancia en los proyectos, sin dejar de lado la capacidad de sentir, de ponerse en el lugar del otro, caridad que bien comprendida otorga las herramientas para sobrevivir a quien más lo necesita, siendo un real aporte a la sociedad en la que vivimos, sin jamás olvidar la palabra FRATERNIDAD, no olviden nunca que siempre hay alguien a quien ayudar, a quien oÌr, a quien acompañar.
 
Comunidad educativa ya llegará el momento en donde nuestros alumnos deberán tomar decisiones y elegir opciones para su vida personal, social, profesional, familiar, e incluso afectiva y emocional. Frente a esto no tengan miedo.
 
Nunca se está cien por ciento preparado para dar el siguiente paso. Cada etapa, cada opción hay que discernirla y reflexionarla día a día, las opciones equivocadas deben transformarlas en simples errores y mirar su vida en perspectiva.
 
Alumnos vayan por la vida promoviendo el diálogo con entusiasmo, no dejándose vencer por la mediocri dad, nunca pierdan la capacidad de asombro, jamás den algo por sabido, perseveren en el autoconocimiento y el estudio, sean tolerantes y fraternos. Donde quiera que estén siempre serán reconocidos por los laicos y humanistas, en su espíritu verán simbólicamente dibujados la escuadra y el compás, trazando límites a la injusticia, respetuosos de las leyes y de las reglas, por sobre todo empáticos.
 
Como Rector quisiera también pedirles las disculpas correspondientes si en algún momento no cumplimos con sus expectativas, si no tuvimos la palabra de consuelo en el momento preciso, o sencillamente nos dedicamos más a “instruirles” que a “formarles” olvidándonos que la más importante función de un profesor no es transmitir conocimientos a sus alumnos o estar pendiente de las faltas o caídas en las que el estudiante incurre, sino mostrar con sus palabras y ejemplos los valores que deben sustentar la vida misma y destacar la bondad, la verdad y la belleza que está presente en cada uno de nuestros alumnos.
 
Comunidad Educativa no existe guía para el Éxito sino más bien perseverancia para construir el camino y que la educación que emana de la masonería, no es otra que la del sentido com˙n, que en la búsqueda de la verdad, levanta las banderas de la fraternidad, igualdad, tolerancia, inclusión y libertad como valores fundamentales que nos liberan de las ataduras de la ignorancia y de la explotación entre las personas.
 
Mis más sinceros deseo de Éxito para el presente año 2018.
 
Fraternalmente.